El nuevo CMP10, porque sabemos qué es lo que hace que un piranómetro estándar secundario sea el mejor

El nuevo CMP10, porque sabemos qué es lo que hace que un piranómetro estándar secundario sea el mejorFoto de artículo
Publicado: lunes, 21 de octubre de 2013 La práctica logra la perfección, y como resultado de Kipp & Zonen lanza una nueva incorporación a su famosa serie de piranómetros CMP. El CMP10 es un piranómetro de estándar secundario que reduce el mantenimiento y tiene la mejor relación precio-calidad-prestaciones del mercado. El secreto de este nuevo desarrollo está en el desecante interno que no requiere inspección ni sustitución durante al menos 10 años.

Basado en la tecnología CMP 11, el CMP10 amplía esta calidad para aplicaciones en las que el mantenimiento es difícil y supone una parte importante del coste de propiedad.  Con 30 años de datos de medidas de alta calidad, y más de 25000 piranómetros CM 11 y CMP 11 vendidos, el CMP10 es continuador de una tradición impresionante.

Un piranómetro típico requiere inspección regular del desecante en el cartucho de secado, y su sustitución aproximadamente cada 6 meses.  Sin embargo, el desecante interno del CMP10 tendrá una duración de al menos 10 años El único mantenimiento necesario es limpiar periódicamente la cúpula del piranómetro.

La combinación del CMP10 con la nueva unidad de ventilación CVF4 minimiza el mantenimiento y maximiza el rendimiento.

Kipp & Zonen confía en que el CMP10 sea un avance hacia la perfección, por lo que ofrece cada CMP10 de serie con una exclusiva garantía de 5 años.

Compartir página