Monitorizacion UV

Monitorizacion UVFoto de artículo
Publicado: miércoles, 23 de julio de 2008 Una de las mayores preocupaciones para la salud es la cantidad de radiación UV dañina que alcanza la tierra. Para presentar los datos del Índice UV con precisión para información pública, se requieren instrumentos sofisticados. Kipp & Zonen es la única compañía capaz de producir estos instrumentos junto con el software necesario para corregir los datos atmosféricos.

La parte Ultravioleta (UV) del espectro solar puede ser muy beneficiosa para la biología humana, pero en cantidades demasiado grandes, puede ser muy peligrosa. El espectro UV tiene un rango de longitudes de onda de entre 100-280nm (UVC), 280-315nm (UVB) y 315-400nm (UVA). Todo el UVC y aproximadamente el 90% del UVB del sol son absorbidos por la atmósfera de la Tierra.

La radiación UV ayuda en la producción de la vitamina D, pero también puede quemar la piel y causar cánceres, melanomas y cataratas. La radiación de corta longitud de onda (UV-B) es especialmente peligrosa. Materias biológicas expuestas a ella, incluyendo la piel humana, suelen dañarse y degradarse. Los rayos UV reflejados desde el suelo, la nieve y el mar son igualmente peligrosos. Somos muy sensibles a cualquier cambio en la cantidad de UVB, y ésta varía mucho, en función de la altitud, la altura del sol, la cantidad de ozono en la atmósfera y la presencia de nubes.

El Global Solar UV Index es un indicador de la exposición de UV y sus potenciales efectos perjudiciales. El UV Index (UVI) sirve para concienciar al público sobre la necesidad de tomar medidas de protección, estando al aire libre. La respuesta de la piel humana no es la misma en todas las longitudes de onda. El UVI solo debe de ser calculado a partir de medidas de intensidad de radiación tomadas según el espectro de acción eritemática en la piel humana (UVE), definido por ISO.

Hoy en día, varios países cuentan con algún tipo de programa para monitorizar el UV. Muchas veces, estos programas también están destinados a facilitar información pública sobre el nivel de riesgo de la exposición. El UVS-E-T de Kipp & Zonen es la mejor elección para este tipo de monitorización. Mide la radiación UV con la misma respuesta que la piel humana, y es ideal para calcular el UV Index.

“Agujeros en la capa de ozono” son áreas de baja concentración de ozono estratosférico, y, al contrario de lo que se suele pensar, no están ubicados solamente en los Polos. Nos dan una idea de la salud general de la atmósfera, y facilita que el UV dañino llegue a nosotros. El espectrofotómetro “Brewer” de Kipp & Zonen hace contribuciones fundamentales a la base de datos global de ozono y UV: es el instrumento definitivo en cuanto a las mediciones de UVA, UVB, UVE y UVI, con una corrección para el ozono y el dióxido sulfúrico atmosféricos. El Brewer es la mejor referencia para una red de radiómetros UV de banda ancha, tales como nuestro UVS-E-T.

Compartir página