Estación meteorológica solar SP-12 de Vaisala: una solución rentable para reducir la incertidumbre de los recursos

Estación meteorológica solar SP-12 de Vaisala: una solución rentable para reducir la incertidumbre de los recursosFoto de artículo
Publicado: lunes, 22 de enero de 2018 La conexión inherente que existe entre la meteorología y la producción de energía solar es innegable. Sin embargo, las plantas a gran escala a menudo se construyen sin que puedan realizarse mediciones meteorológicas in situ. Una y otra vez durante la fase operativa vemos cómo las anomalías meteorológicas imprevistas influyen en el rendimiento, por exceso o por defecto, de un proyecto, especialmente en mercados consolidados con una elevada penetración de la energía solar como en EE. UU. y Europa.

Las condiciones solares pueden variar trimestralmente una media del 5 al 10 % y alcanzar, con carácter mensual, la increíble cifra del 20 %. Esto equivale a una reducción del 20% en la producción de energía, lo que tiene un impacto significativo en los ingresos de un proyecto. 

El uso de mediciones in situ para comprender mejor las condiciones locales y predecir la producción de energía ofrece ventajas significativas tanto durante la fase previa a la construcción de un proyecto como durante su fase operativa. Antes de la construcción de una planta, conocer una estimación precisa de la producción energética es imprescindible para garantizar la inversión, y la incertidumbre de esta cifra estará directamente relacionada con las condiciones de financiación que recibirá el promotor. Cuanto menor sea la incertidumbre, menor será el coste del capital. La combinación de los datos ofrecidos por estaciones terrestres rentables con la información solar a largo plazo procedente de los satélites permite calcular estimaciones energéticas capaces de reducir en un 50 % la incertidumbre de los recursos, lo que se traduce en unos ahorros de costes considerables. Durante la fase operativa, la supervisión de las condiciones in situ permite realizar una predicción más precisa de la planificación energética y, asimismo, ayuda a conciliar el rendimiento más reciente. Por ejemplo, se realiza la distinción entre un rendimiento bajo derivado de la suciedad o de problemas subyacentes en los equipos, y aquel que simplemente se debe a una irradiación solar pobre. 

Para ofrecer un respaldo mejor a promotores y comercializadores de todo el mundo, Vaisala acaba de presentar recientemente su estación meteorológica solar SP-12 para complementar sus servicios líderes del sector de evaluación energética y obtención de datos solares. Este nuevo sistema listo para instalar ofrece todos los instrumentos necesarios para la adopción de buenas prácticas en torno a la evaluación de los recursos y la supervisión de las condiciones: un mástil, un sistema de registro de datos y sensores de última generación. El SP-12 ya se ha instalado en numerosas plantas de Norteamérica para respaldar las actividades de desarrollo de otros tantos proyectos. Los primeros usuarios de este sistema lo definen como «competitivo en cuanto a costes» y «de mantenimiento fácil», además de destacar la gran calidad de sus datos y la sencillez del proceso de instalación. 

El sistema SP-12 incorpora el vanguardista sensor multiparamétrico WXT536 de Vaisala, capaz de medir la presión del aire, la temperatura, la humedad, las precipitaciones, la velocidad del viento y su dirección, con un único instrumento sin piezas móviles. En cada brazo de la estación están instalados dos piranómetros SMP10 de Kipp & Zonen, uno para la medición de la irradiancia global horizontal (GHI) y el otro en ángulo con respecto al plano de incidencia. 

El SMP10 fue la opción elegida porque, en su calidad de piranómetro estándar secundario, ofrece mediciones de gran calidad y una señal de salida más robusta que otros piranómetros del mercado. También es compatible con el sistema de registro de datos de Vaisala y, al tratarse de un sensor inteligente, permite su conexión a sistemas SCADA. 

Los sensores y las estaciones meteorológicas de Vaisala cumplen íntegramente con las directrices de la Organización Meteorológica Mundial. Además, la calidad de diseño de las estaciones meteorológicas de Vaisala no solo está avalada por ensayos exhaustivos durante la fase de desarrollo, sino también por sus más de 20 000 equipos instalados sobre el terreno en todo el mundo. En resumen, el sistema SP-12 ofrece un equilibrio entre costes, facilidad de uso y flexibilidad, a la vez que una fiabilidad y una precisión excelentes en cualquier entorno y condición meteorológica. 

Para obtener más información sobre la estación meteorológica solar SP-12 de Vaisala, así como sobre el catálogo de productos y servicios que esta empresa ofrece a la industria solar, visite www.vaisala.com/solar.

Por Francesca Davidson, experta en Comunicaciones de Energía, y Robin DePesa, director de Productos de Vaisala 

Compartir página